BÁRBARA REY

Bárbara Rey ha contado las secuelas que dejó el coronavirus en su cuerpo

La artista ha hecho un relato de los malestares que siente tras atravesar la enfermedad.

Bárbara Rey Fuente:(Instagram).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Bárbara Rey tuvo el mal tino de haber ingresado al hospital de Marbella con una pulmonía bilateral, provocada por un cuadro de coronavirus, durante el mes de abril. Tras ser dada de alta, ha tenido una fuerte recaída que provocó su reingreso al centro de salud.

En una entrevista exclusiva para Diez Minutos, Bárbara ha explicado cuáles fueron las secuelas que la enfermedad ha dejado en su cuerpo. Tras una mejoría lenta, regresó a su casa y desde entonces se ha mantenido fuera del foco de los medios comunicación, para poder conseguir un estado de salud óptimo.

Bárbara Rey Fuente:(Instagram).

La artista ha señalado a la revista que se encuentra en Totana, donde ha estado visitando a su hermano, el cual vive en una residencia. El motivo de la visita también ha tenido otro fin, que fue recuperar a sus tres gatos los cuales habían quedado bajo la tutela de sus familiares. 

De golpe me viene un agotamiento muy fuerte y me ha costado mucho dormir. 

Fuente:(Indiscreciones).

En ese sentido, la presentadora de televisión ha expresado su preocupación por esta situación. "La realidad es que no estoy como antes. Me han puesto cortisona y estoy un poco hinchada. No quiero que el público me vea así", indicó en declaraciones para la revista. 

En otras palabras, Bárbara ha comentado que antes de infectarse con el virus, ella se sentía muy bien. "Era como una chica joven de lo bien que me encontraba", ha manifestado acerca de su estado de salud anterior, que hoy se ve afectado por el paso de la infección.

Bárbara Rey Fuente:(Instagram).

Lo que más me preocupaba era si me iba de este mundo, tener todo arreglado para dejárselo a ellos dos. 

Con este duro momento que le ha tocado vivir, Bárbara Rey ha señalado que su gran miedo era fallecer. Es por eso que quería dejar todo organizado para que sus hijos, Sofía y Ángel, no tuvieran problemas. "Son maravillosos", ha afirmado sobre el final de la entrevista.