SÁLVAME

Lydia Lozano: su otra faceta que nadie conocía

Todo ha sucedido en sus últimas vacaciones.

Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Lydia Lozano estuvo viviendo unas maravillosas vacaciones por Egipto, país con una magnífica cultura. No ha dudado en captar las instantáneas más espectaculares de todas, casi como lo es la colaboradora de televisión.  

Pero parece ser que Lydia Lozano ha olvidado dejar en España su faceta de diva y famosa, motivo por el cual ha sido cuestionada gracias a las declaraciones de uno de los turistas que ha tenido que tolerar las actitudes de la reina del 'chuminero'.  

Lydia Lozano en Egipto. 

La energía que te da Egipto, los egipcios son pura amabilidad. Lo que más me gustó fue el final, el amanecer en el desierto”, son apenas las primeras declaraciones que decía la famosa a Paz Padilla Esto ocurrió mientras se encontraban en el plató de “Sálvame” hace unos días.  

Dentro de todo su viaje, la mediática ha recogido lindas experiencias: “Una noche en el Nilo te tienes que disfrazar de una egipcia”. Pero también se dio el tiempo para hacer algunos amigos y compartir momentos inolvidables con otros turistas.  

Fuente: (Telecinco).

La famosa fue con su esposo Charly a descubrir un poco más de Egipto. “Un día nos fuimos a unas incursiones y me la he pasado muy bien”, dijo sobre el país turístico en el que ha hecho algunas amistades, aunque otras solo han querido dejar en claro cuál es la otra faceta de la veterana que nadie conocía relacionado con su comportamiento.  

Éramos un grupo, pues de 22 personas, dos eran ellos dos. Me resultó muy pesada. Era como muy, muy intensa. Me llamó la atención porque era mucho más intensa incluso que lo que se ve en televisión, que ya es extraño.  

Lydia Lozano ha mostrado su lado más intenso en Egipto. 

Ella va como tres puntos por encima. Y, además, era como: “Voy a tener que decir aquí que soy famosa para que la gente se quiera hacer fotos conmigo”. A los dos minutos de conocernos, vino y dijo: “¿Me dejáis que os haga unas fotos?” .

Pero eso no ha sido todo, esta persona que estuvo de turista en Egipto junto a Lydia Lozano y su esposo aún tiene más que decir. “Le gusta llamar la atención. Un día se echó a llorar en el autobús; era así como muy, muy llamativo todo. Charly, el pobre hombre, él casi no hablaba, solo ella. Tiene que ser el centro de atención del resto”, zanjaba el testigo.