ISABEL PREYSLER

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa: los secretos detrás de su alejamiento

Hace tiempo que no se los ve juntos.

ISABEL PREYSLER Y MARIO VARGAS LLOSA. FUente (Twitter)
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Isabel Preysler está viviendo unos días muy movidos. Casi a diario es portada de revistas y portales, ya sea por los estupendos 'looks' que elige para cada una de sus apariciones públicas o por sus declaraciones en torno a la separación de su hija e Íñigo Onieva, quienes, a un mes de haberse comprometido pusieron fin a su romance.

Era inevitable que esto no salpicase a Isabel Preysler. La madre de Tamara Falcó, sin embargo, intentó evitar entrar en controversias y sus testimonios siempre fueron bastante modestos; cabe decir, no obstante, que no condenó las actitudes del empresario que, como todos sabéis, le fue desleal a la Marquesa de Griñón.

Fuente (Twitter)

Claro que ser el foco de atención no es nada nuevo para ella. La nacida en Filipinas un 18 de febrero de 1951 sabe muy bien cómo es el vivir con la exposición mediática. Toda su carrera ha sido seguida de cerca por reporteros no solo de España, sino de todo el mundo. Su matrimonio y su posterior separación de Julio Iglesias fueron, en su momento, noticias que tomaron una trascendencia mundial notoria.

Por ello, no sorprende que ante el fallido casamiento de la 'influencer', los rumores se hayan elevado a su alrededor. Hubo personas que inclusive llegaron a afirmar que había sido ella la que había dado el 'ok' para que se filtrasen los videos en los que su exyerno le era infiel a la creadora de contenido. Por supuesto, estos rumores fueron desmentidos rápidamente por la 'socialité'.

Ahora, se enfrenta a nuevos murmullos que aseguran que su vínculo con Mario Vargas Llosa, uno de los escritores más importantes de la lengua hispana, ha entrado en una crisis que les estaría costando mucho superar. Las hipótesis se sustentan en el hecho de que hace bastante que no se los ve juntos en ningún tipo de evento, algo que sorprende teniendo en cuenta la agitada vida social que siempre llevaron.

Acorde a lo que han informado en diversos medios, la desaparición y el silencio del escritor y la aristócrata no tiene que ver con una potencial ruptura, sino más bien con la necesidad de cuidar su imagen de cara a los conflictos que han ensombrecido el horizonte de la heredera de Carlos Falcó. Aparentemente, de continuar mucho tiempo el escándalo, los contratos que tiene la hijastra del ganador de un Premio Nobel empezarían a correr riesgo. Por ello, sus voceros han informado la determinación.

La pareja tomó la decisión de no exponerse por unos días para esperar que la conmoción pasase.

La cantidad de años que lleva siendo una estrella le han servido mucho a Isabel Preysler para aprender sobre cómo se mueve la aguja mediática. Sin dudas, ha acertado en su decisión, porque la tormenta, si bien no ha cesado, sí ha amainado. Tú, ¿qué opinas de la estrategia que llevaron adelante junto a su esposo?