MARÍA TERESA CAMPOS

María Teresa Campos arrastra una tristeza que es incapaz de superar

La imagen más desgarradora de la periodista, a sus 81 años.

María Teresa Campos. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

María Teresa Campos es un ícono indiscutido de la televisión de España. Lleva décadas de incansable trabajo frente a cámaras, siempre como comunicadora y, en la mayoría de los casos, ligada a la prensa del corazón. Con un estilo inconfundible se ha ganado el afecto de todo el país.

Lo que en este artículo nos ocupa, es cómo lleva María Teresa Campos su situación actual. Tiene 81 años (nació el 18 de junio de 1941) y se resiste a abandonar su profesión, esa que tantas satisfacciones le ha brindado, pero de acuerdo con 'ProntoEs', se ha visto "forzada a aceptar la jubilación".

La madre de Carmen Borrego finalizó su relación con Mediaset en 2017 y regresó 4 años más tarde con un programa de entrevistas. Desde su entorno dan cuenta de que no quiere dejar sus funciones, las que tan bien sabe llevar a cabo, pero no la está pasando como quisiera.

La periodista tiene preocupados a los suyos con lo referido a su salud. Dicen que se la ve abatida, y es que quiere continuar desempeñando su rol, aunque más no sea, como colaboradora de algún segmento puntual en la pantalla. "No acepta que para ella se han terminado las ofertas de trabajo", añade el citado 'website'.

Arrastra una tristeza que no es capaz de superar, se ve sola y olvidada.

De hecho, la foto que aparece más abajo permite verla con ese dejo de amargura y desazón. Eso han expresado sus allegados. Pero al menos, en este difícil momento que atraviesa la matriarca del clan Campos, sus seres queridos no la han querido abandonar. Intentan estar tan presentes como pueden, y así vemos que a menudo recibe las visitas de sus hijas, la antes nombrada y Terelu, y sus nietos.

Alejandra Rubio, y José María y Carmen Almoguera son "parte esencial" de la vida de la octogenaria, tal como en reiteradas ocasiones lo ha manifestado ella. También se acercan hasta su casa amigas como Meli Camacho o Yusan Acha Frías. Su primogénita contó algo hace unas semanas.

"Mi hermana y yo nos hemos apoyado mucho en nuestra madre, y ahora ha llegado el momento de que ella lo haga con nosotras", decía la primogénita de María Teresa Campos. Por otra parte, tiene un aliado incondicional en Gustavo, su chófer y confidente desde hace más de treinta años.