GLORIA CAMILA

Gloria Camila atraviesa su peor situación económica

De no haber modificaciones en varios asuntos que le atañen, esto solo empeoraría.

Gloria Camila. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Gloria Camila vive una situación un tanto atípica que anhela con toda su alma poder dejar atrás muy pronto. El conflicto con Rocío Carrasco alcanza niveles cada vez más preocupantes para ella y su padre, Ortega Cano, uno de los principales destinatarios de todo lo que la "heredera universal" ventila en su docuserie.

No es el único inconveniente que tiene a maltraer al extorero, y es que está en pleno trámite de divorcio con su esposa Ana María Aldón. En medio de todo ello, Gloria Camila aceptó la convocatoria para participar de "Pesadilla en el Paraíso", donde no tuvo mucha carrera.

Quedó expulsada al ser nominada junto a Omar Sánchez, y el público se inclinó por el canario, haciendo que él siga en el concurso. La también hija de Rocío Jurado sorprendió una vez que abandonó la granja, pues avisó que iba a hacer un parón en pos de su salud mental.

Pero hay un tema puntual que la involucra y sobre el cual, de seguro, es muy consciente: sus ingresos económicos han mermado considerablemente y esto tiene que ver con su faceta de 'influencer', la que mayores ganancias le reportaba. Ahora, sus colaboraciones estarían bajo mínimos.

Ahora mismo no le reporta muchos ingresos.

Así lo asegura Paloma Bulnes, directora de 'Influencities', en diálogo con 'Semana'. La experta advierte, además, las razones: es que hay marcas que no quieren relacionarse con ciertos programas, como aquellos en los que colaboraba la hermana de 'Rociíto' y que ahora ha dejado en pausa.

En sus perfiles podemos encontrar evidencias de que sí, de vez en cuando, está promocionando ropa o comida, pero se advierte que a esto lo hace de manera discontinua. De hecho, solo promocionó dos firmas en el último tiempo: una hace cinco días, y otra en septiembre.

Por supuesto que lejos estamos de poder decir que Gloria Camila esté en riesgo de quedar en bancarrota, nada más irreal. Por una foto en su Instagram, puede llegar a cobrar hasta 3 mil euros, de acuerdo con la misma fuente, pero ya no goza de la popularidad de otros tiempos. Y si las cosas en su entorno siguen así, con conflictos y 'mala prensa' constante, esto no hará más que empeorar.