MARÍA PATIÑO

María Patiño: las actividades que la podrían llevar tras las rejas

La colaboradora se enfrenta a problemas con la ley.

María Patiño. Fuente: (Twitter)
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Todos nos quedamos pasmados cuando hoy en “Sálvame” el equipo anunciaba que uno de los miembros del plató podría terminar tras las rejas. En un comienzo, no sabíamos que se trataba de María Patiño ya que la producción no reveló nombres, solo dieron un aviso que, automáticamente, captó la atención de todos.

“Una de las personas que está hoy en el programa podría ir a la cárcel por una actividad presuntamente irregular que desde hace algún tiempo se está desarrollando en su domicilio”, informaba el periodista Raúl Triguero. Nadie lo podía creer, uno de los compañeros estaba siendo expuesto. Finalmente, acabaron por revelar que quien comete actividades ilegales es María Patiño.

Por supuesto, la colaboradora se atajó de inmediato. Mala elección, porque el director de “Sálvame” contestó, y con muy poca paciencia. El ambiente del programa se tensionó por completo cuando comenzó el intercambio de gritos entre Patiño y Valldeperas.

 El jefe insistía en que debía pasarse un video antes de que la presentadora dé su palabra, pero ella continuaba dando la contra: “Un momento que ya sé que eres el director, ¿pero puedo decir algo?”. La respuesta de David fue clara y contundente: "¿Lo entendemos o no? Vamos al vídeo y hablas".

Así, se develó cual es el incumplimiento con el que carga la periodista. Se trata de la ley de bienestar animal, que prohíbe la tenencia de especies como tortugas o distintos roedores y, en caso de que estos pierdan la vida, la persona responsable se someterá entre un año y medio a dos años de prisión. Pues esto perjudica a la tertuliana, que tiene en su posesión unas chinchillas.

Pero hay algo más que le juega en contra a María, y es que ella relató en directo una experiencia no tan buena con sus chinchillas. Resulta que una de ellas huyó y perdió la vida, justamente lo que no debe suceder según indica la nueva norma. “Pena de cárcel es lo que le podría pasar a María que ya ha perdido a una de sus chinchillas”, se escuchaba en el tape del programa.

Esto no termina aquí. Un oficial llegó al plató para retirarle sus roedores a Patiño. “Tenemos una orden para requisarte las chinchillas para comprobar que están bien”, explicaba el agente, pero la tertuliana exigía que le presente los documentos que den cuenta de su cargo de autoridad.

A continuación, la de Ferrol comenzó a justificarse. “Yo sé de esta ley. Estoy al tanto de ella. Las chinchillas que tengo en casa no las compré porque estoy en contra de comprar animales” explicaba, para luego agregar: “yo las cuido como si fueran mis hijas y haré lo que tenga que hacer”.

María Patiño, muy apegada a sus mascotas, aseguró que no le importaría ir a la cárcel si no le aseguran que sus chinchillas estarán en buenas manos. “Hasta que a mi nadie me garantice que tanto Camila como su hermana que es independiente van a un sitio que las van a cuidar como yo las he cuidado, como si fuesen mis hijos, las chinchillas seguirán conmigo. O si no me voy a prisión ahora mismo y que me detengan”, afirmaba.