CARMEN BORREGO

Carmen Borrego abandona "Sálvame"

Visiblemente molesta, la hija de María Teresa Campos ha dejado entrever las razones.

Carmen Borrego. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Carmen Borrego ha tenido unas semanas para el olvido, recientemente. Unos audios de Paola Olmedo, la flamante esposa de su hijo José María Almoguera, se filtraron y se desató la polémica en el seno de la familia. Es que allí la joven hablaba, en términos irreproducibles, de los allegados a su esposo.

Una de las víctimas era la matriarca del clan y, como era de esperarse, Carmen Borrego ha quedado visiblemente afectada. Sin embargo, y en pos de no alterar la paz, intentó sobreponerse y hasta ha llegado a minimizar la actitud de la aludida, aunque en realidad, le duele y mucho.

Carmen y su nuera.

Este lunes ha tenido lugar un tenso enfrentamiento en pleno plató de "Sálvame", donde Rafa Mora le ha hecho algún comentario a la hija de María Teresa Campos que le ha caído tan mal, que no dudó en abandonar su silla y marcharse del formato televisivo. El antes nombrado fue tras ella, pero no tuvo éxito en hacerle deponer su actitud.

Adela González hablaba en directo con Kike Calleja, pero debió interrumpir la comunicación cuando advirtió que algo serio ocurría. Es que había visto a la colaboradora levantarse y retirarse muy enfadada. Preguntó qué sucedía y fue Belén Esteban quien le contó que el 'paparazzi' acababa de decirle algo sobre su nuera.

No le he dicho nada.

Así se defendió el novio de Macarena Millán. Sin embargo, la expresión en el rostro y también el tono de voz de la hermana de Terelu Campos daban cuenta de otra cosa. De inmediato ella le espetó: "No voy a aguantar a este señor ni un minuto más, no quiero ni verte". Tras el anuncio, abandonaba el lugar.

El que acababa de generar el escándalo le pidió perdón si con sus dichos le había ofendido, y aseguraba que no había tenido esa intención. Pero la indignación de la tía de Alejandra Rubio era mucha, y estaba decidida a no dar el brazo a torcer: "Siempre es igual", manifestó.

"No se puede estar machacando a una compañera todos los días. Hasta que no me sacas de quicio no paras, no vengo aquí para estar aguantándote toda la tarde. No tengo ganas de perdonarte porque dentro de 30 segundos lo vas a volver a hacer", respondió Carmen Borrego, muy molesta.