VICTORIA FEDERICA

Victoria Federica vuelve a desafiar a la infanta Elena

Madre e hija, más alejadas que nunca.

Victoria Federica. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Victoria Federica ha estado en el foco mediático desde que decidió iniciar una carrera como ‘influencer’, lejos del protocolo real y el perfil bajo que su madre mantiene. Este camino, en el que cada vez se afianza más ha alejado a la infanta Elena de su única hija y parece que poco le importaría a la famosa. 

La nieta de Juan Carlos I ha brindado una entrevista donde se sincera sobre su faceta en el mundo de la moda. Mientras se habla de una crisis en el vínculo con su madre, Victoria Federica se refiere a ellos por primera vez en un reportaje. 

Mi madre y mi padre son mis grandes referentes.

La sobrina de Felipe VI se sinceró sobre esta etapa. “Intento ser lo más independiente posible en las decisiones que tomo porque eso me hace responsable también” explica Victoria Federica para defenderse de las críticas que recibe.

Según el entorno de la infanta Elena, el vínculo se habría quebrado luego que la mediática anunció que ha abandonado sus estudios universitarios para enfocarse el su faceta pública. Por otro lado, Jaime de Marichalar siempre ha apoyado a su hija; sin embargo, no estaría a gusto con las últimas noticias de la famosa.

El ex duque de Lugo siempre ha acompañado a su hija en su interés por el mundo de la moda, sin embargo, no le han hecho gracia, las últimas noticias sobre sus escándalos

En tanto, en su reportaje a InStyle, la hermana de Froilán de Marichalar tiene las pautas claras para su futuro profesional y rechazaría la idea de convertirse en ‘influencer’, aunque es un suceso en las redes sociales. “Ahora estoy en una etapa de aprendizaje, pero desde el principio he tenido claro que quiero que mi trabajo se enfoque en proyectos a largo plazo que me permitan ir conociendo todas las etapas del proceso”.

Victoria Federica intenta limar las asperezas que ha sufrido su vínculo con sus padres y destaca su influencia para buscarse un nombre propio.  “Observar la manera de vestir de mis padres ha sido una ventaja porque he visto con normalidad el seguimiento de las tendencias y me ha permitido tener, desde hace tiempo, un gusto personal bastante definido” afirma en busca de darle fin a los rumores de crisis.