JULIO IGLESIAS

Javier Santos, el hijo de Julio Iglesias, ha tomado una drástica decisión

El nuevo movimiento del presunto sucesor del cantante.

Julio Iglesias. Fuente: (Twitter)
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Hace unos días nos enteramos de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha decidido no reabrir la causa que involucra a Javier Sánchez y Julio Iglesias, donde el primero exige ser reconocido como hijo del artista.

Javier Sánchez. Fuente: (Twitter)

Hace 31 años que Javier se encuentra en esta lucha legal, y no ha conseguido más que rechazos. La única victoria que vivió fue en 2019, cuando un examen de ADN demostró que Julio Iglesias y Santos están emparentados. Pero esto no duró mucho, porque en 2020 estas pruebas quedaron invalidadas, ya que el material para realizar el estudio fue tomado de una botella que el vocalista tiró a la basura.

Es normal entonces que la frustración se apodere de Sánchez, que desde 1991 no consigue lo que tanto desea. Inclusive, el aparente descendiente del músico aseguró que sería capaz de ceder su porción de la herencia con tal de que el exfutbolista lo reconozca como su hijo.

Aunque parecía que Javier tiraría la toalla, Saúl Ortiz informa que ha cambiado de parecer. Aparentemente, el muchacho continuará con el juicio en compañía de su madre, María Edite, que está decidida a ganar la pelea.

La exbailarina ha afirmado que, si su consanguíneo no quiere el dinero, ella sí lo desea. "Yo no miento ni voy de lo que no soy, si eso le corresponde a mi hijo pues le corresponde, la única prueba que necesito de que Julio Iglesias es el padre de mi hijo es verle la cara, son iguales en todo", enunciaba Edite.

La madre de Santos está dispuesta a ir a por todo, y parece que así ha convencido a su sucesor. Pese a que Javier ya había expresado que estaba “cansado de luchar contra un titán”, ahora continuará con la batalla, y su máximo deseo es que Iglesias se haga un examen de paternidad para así respaldar lo que viene manteniendo hace años.

Así que Sánchez retomará su pedido de justicia, en una espera porque Julio Iglesias deje su orgullo de lado y al fin se entregue a la verdad. Si bien han sido décadas de fracasos para Javier, él no pierde las esperanzas, y continúa intentando.