ISABEL PREYSLER

Isabel Preysler y Vargas Llosa cumplieron su sueño oculto

Callados y logrando que nadie sospechara, la aristócrata y el Nobel de Literatura dieron rienda suelta a su amor.

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Isabel Preysler es una de las personalidades más célebres de la prensa del corazón, y esto lleva ya varias décadas. Se conoció con Julio Iglesias, su primer amor y esposo, en 1970 y casi de manera automática, se enamoraron y empezaron su idilio. Poco después ella quedaba embarazada de su primogénita Chábeli Iglesias.

Pero cuando la feliz noticia llegó a sus vidas, aún no estaban casados. Por la ideología imperante en la sociedad en aquellos años, Isabel Preysler y el cantante decidieron que lo mejor era que se marchara a Filipinas, de donde había llegado con su familia, hasta que se produjera el alumbramiento.

Luego tuvieron dos más, Julio Jr y Enrique Iglesias, y en 1978, lo suyo llegó a su fin. La 'socialité' quedó cautivada luego con Carlos Falcó, y tuvo a Tamara. Años más tarde eso culminó y se entregó entonces a Miguel Boyer, con quien dio a luz a Ana, tras casarse en el 88.

Pero debieron pasar esos tres hombres por su vida para que llegara el actual. Mario Vargas Llosa encandiló a la aristócrata y comenzaron un idilio que se mantiene a día de hoy. Y lo sorprendente es que concretaron su amor y pudieron estar juntos, lo que más anhelaban, sin que nadie se diese cuenta.

Se conocieron cuando ella lo entrevistó para la revista '¡Hola!'.

Además, él no solo no estaba soltero en aquel entonces, sino que celebraba sus bodas de oro con su pareja. Y ella y Boyer eran amigos de Mario y su esposa Patricia. Todo un entramado que, quizás por eso, no permitió nunca a la exsuegra de Íñigo Onieva contar cuándo comenzó dicho romance. Pero sin dudas, una chispa habrá quedado tras el primer encuentro, y el deseo de estar juntos, que mantuvieron oculto, finalmente se concretó.

Lo cierto es que a día de hoy, lucen muy felices juntos. Comparten tanto tiempo como les es posible y mientras sus obligaciones laborales se los permite, puesto que ambos tienen nutridas agendas que les demanda varias horas del día, pero se las arreglan para verse a diario.

Mientras, Isabel Preysler sigue siendo el principal apoyo de su hija Tamara Falcó. Esta rompió con su ex horas después de anunciar por todo lo alto que él le había propuesto matrimonio y ella había aceptado encantada. Una deslealtad que quedó grabada en vídeo puso fin al idilio, y la colaboradora eliminó todo rastro de la pedida y del empresario de sus redes sociales.