CARLOTA CORREDERA

Carlota Corredera preocupa a toda España

La colaboradora ha explicado su condición.

Carlota Corredera. Fuente: (Twitter).
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Carlota Corredera preocupa a todos tras sus últimas declaraciones, en lo que se refiere a su actual estado de salud. A pesar de ser la presentadora de televisión más famosa de toda España, nadie se escapa de las enfermedades y ahora le ha tocado el turno a la mediática.  

Con 47 años en su haber y una hija en común de 6 años, Carlota Corredera ha explicado la razón por la cual no estaría en condiciones de tener más hijos. Sigue leyendo este artículo para descubrir los detalles de su enfermedad.  

La famosa de “Sálvame” es otra más en la larga lista de tertulianos que tienen enfermedades como la de Kiko Hernández y su degenerativa artritis psoriásica, Kiko Matamoros y su pérdida gradual de la visión a causa de un glaucoma, o las repetidas faringitis que padece Jorge Javier Vázquez.  

Carlota Corredera tuvo preeclampsia.

Fuente: (YouTube/Top Doctors España).

Según los especialistas de la salud, “la preeclampsia es una complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta y signos de daños en otro sistema de órganos, más frecuentemente el hígado y los riñones”. Esto es lo que le ocurrió a la famosa mientras estaba embarazada de Alba.  

Esta fue la razón por la que la famosa de Telecinco no piensa tener más hijos, ya que la preeclampsia “suele estar relacionada con fallos renales y hepáticos”, otras enfermedades que parece ser son parte de la vida de la periodista.  

Fuente: (Telecinco).

"Me lo han desaconsejado por una cuestión de salud porque en el último mes de embarazo tuve riesgo de preeclampsia y tengo mucho riesgo de volver a tenerla en un segundo embarazo", fue la confesión de la mediática al saber que esta enfermedad puede volver a su vida. 

Si bien tiene deseos de darle una hermanita o hermanito a la pequeña Alba, lo cierto es que Carlota Corredera ha sido aconsejada por su médico y es probable que, si volviera a embarazarse, la preeclampsia reaparezca en su sistema. Esto le causaría daños irreparables en el feto o, en el peor de los casos, podría perder la vida.