KIKO RIVERA

Kiko Rivera se libera y perdona a su madre

Sus declaraciones conmovieron a todos.

Kiko Rivera e Isabel Pantoja. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Kiko Rivera e Isabel Pantoja son madre e hijo. No sabemos a ciencia cierta desde donde viene que no tengan un vínculo fluido, pero trascendió hace más de un año. Fue cuando él comenzó a reclamar públicamente lo que le correspondía de la herencia de su padre.

El fallecimiento del progenitor de Kiko Rivera generó que, tiempo después, dos de las personas que más aprecia confronten en cuanto plató tenían disponible. Las acusaciones cruzadas entre ambos fueron incesantes, y en varias ocasiones hicieron un intento de reconciliación.

Lo extraño es que cada vez que sucede, el marido de Irene Rosales y la tonadillera vuelven a sorprender. Parecen no poder dejar atrás nunca ese resentimiento por cosas que sucedieron en su historial familiar.

A pesar de ello, el cantante siempre se sobrepone y es evidente que tiene un buen corazón. No hay maldad en él y la mayoría de las veces que le vemos enfadarse es por reaccionar sin pensar en las consecuencias. Pero en las últimas horas, ha asombrado gratamente a muchos con un mensaje dirigido a "La Reina de la Copla".

Fuente: (Twitter).

No se puede vivir cultivando el rencor.

"Tampoco andar dándole vueltas a una columna. Lo que padecí en el transcurso de mi existencia no me los repara ni devuelve nadie", comienza el emotivo posteo que ha hecho en su cuenta de Instagram. Hasta aquí no habría dudas de quién es la destinataria, aunque no la nombre.

Luego, agrega: "Hay que aprender a cargar con las cicatrices en la mochila, seguir andando y mirar siempre hacia adelante. Si me dedico a curarme las heridas, en el transcurso no avanzo", dijo, dando a entender que decidió liberarse de esa carga.

Finalizando, Kiko Rivera agregó unas palabras más y mencionó: "La vida siempre es porvenir. Lo que vale es el mañana". Es de esperar que a este 'post' lo haya dedicado a su progenitora, y que por fin podamos ver que dejan atrás todo lo que daña.