GLORIA CAMILA

Gloria Camila tiene claro qué necesita para su salud mental

La 'influencer' se ha manifestado al respecto y esto ha dicho.

Gloria Camila. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Gloria Camila está en medio de un conflicto mediático que, en realidad, no es suyo. Ortega Cano, su padre, y Ana María Aldón, vienen protagonizando un escándalo en varios platós. La diseñadora reclama mayor atención de su pareja.

En un programa televisivo y en pleno directo, Gloria Camila contó que no considera que le estén dando el lugar que merece y se refirió a la famosa cantante fallecida con una frase que quedará para el recuerdo: "Yo no seré Rocío Jurado pero también soy una persona", expresó.

La tía de Rocío Flores días más tarde, opinó que que no era un tema para hablarlo en televisión: "Esas cosas se solucionan en la casa y no de modo público, pero cada quien hace lo que le parece", sentenció. Después le llegaría la respuesta.

La madrastra de la 'influencer' le contestó que "es dueña de pensar lo que quiera. Yo dije lo que quería decir". Así ha dejado claro que pese a lo que la colaboradora pueda expresar, no se arrepentía de sus palabras. Y en las últimas horas, la descendiente del colega de Canales Rivera publicó una contundente frase en sus perfiles públicos.

Fuente: (Twitter).

Por salud mental es mejor no saber ni ver nada.

Solo eso se limitó a manifestar a través de una captura de pantalla que ha dejado en sus historias de Instagram. Por otra parte, se había explayado sobre otra entrevista exclusiva que la compañera de su papá dio a una conocida revista.

Relató que mantiene un mal vínculo con la familia de su marido, y enfatizó que por ese motivo en algún momento se le cruzó por la cabeza quitarse la vida. Al respecto, manifestó: "Yo entiendo el interés, pero de ahí a generar un titular dañino y diferente, tergiversar la realidad del contenido que hay en la revista, no me parece bien".

Gloria Camila entiende a la esposa de su padre pero no quiere ni va a permitir que se diga cualquier cosa, y mucho menos sin fundamento real. Por ello se suele volcar a confrontar con quien deba hacerlo, y no teme a las consecuencias.