JOAN MANUEL SERRAT

Joan Manuel Serrat ha iniciado la despedida

El músico tuvo una noche muy emotiva.

Joan Manuel Serrat. Fuente: (Instagram).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Meses atrás, Joan Manuel Serrat anunció su retiro de los escenarios. A la par, el trovador desveló que iniciaría una gira por todo el mundo para hacer su despedida, una que ya ha comenzado. El puntapié inicial de este ‘toir’ lo ha dado en Nueva York, específicamente, en el Beacon Theater.

Con localidades agotadas, Joan Manuel Serrat se presentó en la noche del viernes con un show espectacular, en donde no faltó el tema “Hoy puede ser un gran día”, una canción que marca el momento de grata felicidad que vive el artista al poder reencontrarse con su gente.

La gira lleva por nombre “El vicio de cantar, 1965-2022”, en donde el famoso hace un repaso por toda su trayectoria musical, llevando a sus fanáticos a un viaje de lo más emotivo, recorriendo los hitos de su música.

Tras iniciar la velada con “Dale que dale”, el barcelonés se dirigió al público: "Si las cosas van mal, siempre podrán decir que estuvieron aquí, guarden los boletos, no les vamos a devolver el dinero, pero tendrán la prueba de que estuvieron", dijo fiel a su humor.

Fuente: (Twitter/La noche en 24 horas).

Fueron más de 21 canciones que el público del Beacon Theater coreó durante la noche en un lugar que la celebridad ha pisado más veces que otros. Una velada en que el cantante estuvo acompañado por colegas y compañeros musicales, sumados a la banda liderada por los maestros Josep Mas Kitflus y Ricard Miralles.

Fue un concierto emocional, donde Serrat recordó a sus padres, de hecho, ese 27 de abril se conmemoraba el día del fallecimiento del progenitor del artista, algo que no quiso pasar por alto: "Hoy me he acordado de él", confesó.

Además de formar parte de su despedida, este recital fue la primera actuación del trovador desde el 12 febrero de 2020, momento en que se presentó en el Wizink Center de Madrid, donde actuó junto a su amigo Joaquín Sabina.

Todos condimentos para que el show sea uno de los más personales que Joan Manuel Serrat hiciera en su extenso paso por los escenarios. Un inicio de una ida que guardará en lo profundo de su corazón y que lo arropará para siempre. “No siempre sonríes en las despedidas, la procesión va por dentro”, aseguró.