LETIZIA

Letizia no deja tranquilas a sus hijas: estas son las restricciones que viven

Así viven la princesa de Asturias y la Infanta Sofía.

Reina Letizia. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Letizia se ha mostrado a lo largo de sus años como una madre siempre orgullosa de sus hijas, Leonor y Sofía, con gestos que siempre se han comentado por el amor manifiesto a ellas, pero también ha sido noticia por su indeclinable temple de hierro cuando debe tomar decisiones que pueden no parecer agradables.

Está claro que en la Casa Real la disciplina es una de las principales herramientas que doña Letizia aplica para alcanzar una mejor educación para sus descendientes, y lo hace de una manera tradicional en todos los órdenes imaginables, con los mismos parámetros en que fue educada ella.

La esposa del Rey Felipe VI es muy clara en su proceder como madre, y ha pedido a las amistades de ellas cuando las visitan, que no llamen “alteza”, sino que más bien sean mencionadas por sus nombres de pila, para que también tengan una existencia tranquila más allá de ciertas convenciones propias del ámbito en donde se mueven.

Desde los hábitos de alimentación, y lo que deben consumir para mantenerse siempre sanas, pasando por las amistades que eligen, el rendimiento escolar y otras actividades diarias, son debidamente controladas, para que a la madre de Leonor y Sofía no solo no les falta nada adecuado, sino que no se salgan de ese sistema que han impuesto para ellas.

 No han faltado las voces críticas hacia la Reina por "no dejarlas" tener una vida normal.

Hablar de alimentación en el seno familia, no es un tema soslayado, a tal punto que no hay prácticamente opciones para el consumo de productos procesados, ni dulcería de origen industrial para la princesa y la infanta, de 16 y 15 años, respectivamente.

A pesar de las críticas que puede haber por este sistema, distintas personalidades cercanos a la familia aseguran que tanto Felipe como su esposa, les han dado la libertad que puedan hacer muchas cosas que realizan gentes de su edades, algo que no trasciende al ámbito público.

Sin que se le escapasen detalles, Letizia es consciente del papel que quiere dejar para sus retoñas, sobre todo para Leonor, que cogerá responsabilidades que estén ligadas a la situación institucional de su cargo, más allá de todos los comentarios que se hacen sobre las restricciones que impone.