NACHO PALAU

Nacho Palau: sus hijos destrozados por perder a Miguel Bosé

Te contamos qué le ha sucedido y su presente inmediato.

Nacho Palau. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Nacho Palau llegó a "Supervivientes 2022" como el más enigmático y desconocido de los participantes. Ha hecho de la discreción su estilo de vida y no está muy a gusto en el foco mediático. Por ello no es mucho lo que se sabe acerca de él, pero de a poco se va abriendo.

Indudablemente, estar en el 'reality show' no le es fácil a Nacho Palau, porque ha debido dejar lejos y por bastante tiempo a dos de las personas más importantes para él. Sin embargo, sabe que esta es una buena oportunidad y no la ha querido desaprovechar.

El ex de Miguel Bosé, con quien mantuvo una relación durante más de veinte años, ha charlado con Marta Peñate y ha dado a conocer cómo está y cuánto han cambiado las cosas desde que se separó del cantante. Es preciso recordar que la ruptura no se dio en buenos términos.

Es que el escultor y el músico adoptaron cuatro hijos que convivían con ellos mientras la historia de amor tuvo vida. Sin embargo, al decidir darle fin lo suyo, cada uno se quedó con dos descendientes, algo que el que está en Honduras no termina de perdonar, por lo que le significó a los retoños.

Fuente: (Twitter).

Ellos echan de menos a sus hermanos.

Así lo ha asegurado el valenciano, quien siempre reclamó eso al artista. Es que sabía que no les sería nada sencillo estar alejados habiéndose criado juntos. Según expresó: "ha hecho falta tiempo para encajar todo, y de organizarme". El llegar al punto en que está hoy.

Después hizo saber que tras la separación, se mudó con los dos al campo, desde la ciudad. Ellos no estaban acostumbrados, pero de a poco van hallando su lugar. Ve a los otros dos a veces, pero pasan hasta tres meses de lejanía. "Se van y ya sé que puede ser mucho tiempo, y cuando falta poco para que lleguen, ya me empiezo a poner nervioso", reveló.

Nacho Palau sufrió demasiado con la ruptura, pero hoy lo entiende y hasta celebra: "Estoy encantado, feliz. Ya no se podía más. Ya está, fuera, se acabó", dijo con contundencia. Sin dudas, lo ha asimilado y entiende que era lo mejor.