IVANA ICARDI

Ivana Icardi: así quedó su rostro tras la cirugía

La modelo ha permitido conocer el resultado final de la intervención que le hicieron.

Ivana Icardi. Fuente: (Instagram).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Ivana Icardi preocupó a muchos en estos últimos días, cuando trascendió que había sido ingresada. Pese a que el motivo no era preocupante ni obedecía a un problema serio de salud, las alarmas se activaron y hubo angustia por saber qué era lo que ocurría con ella.

Finalmente se hizo público el motivo por el cual había pasado por un centro de salud. Es que Ivana Icardi se practicó una rinoplastia para mejorar el aspecto de su nariz y tener una buena respiración, que ya notaba afectada por la desviación de tabique que antes tenía.

La ex de Hugo Sierra lleva cerca de diez días de postoperatorio y ha revelado algunos detalles de cómo está ahora. Recién ha podido ver el aspecto final de su rostro y parecía estar muy impresionada, pues aún hay demasiada hinchazón. De todos modos, los profesionales le han querido llevar tranquilidad.

La 'influencer' ha dejado un vídeo en Mtmad y allí explicó que esta etapa no está siendo sencilla. Debe dormir incorporada y realizarse curaciones diarias, entre otras consecuencias poco agradables para ella. Además ha perdido algo de peso, según ha contado.

Fuente: (Twitter).

Me veo muy rara.

Así lo ha manifestado con total sinceridad al apreciar cómo luce su cara después de la cirugía. Dos kilos son los que ha dejado en el camino debido a que está inapetente, pues le cuesta comer por el dolor que le causan los movimientos propios de la masticación.

Al ver que estaba afligida, el doctor le explicó que su rostro aún permanece inflamado y que eso irá desapareciendo con el transcurso de los meses. "Lo que mejor veo es que la noto muy parecida a mi nariz, pero recta. No me puedo creer que esté tan derecha", contó.

Ivana Icardi regresó a su casa y manifestó que está contenta. "La respiración está muchísimo mejor ahora, es calidad de vida", reveló. Ahora solo deberá aguardar unas semanas hasta que todo vuelva a la normalidad y pueda hacer todo como lo hacía antes. Únicamente requiere de paciencia.