KIKO RIVERA

Kiko Rivera da un drástico mensaje: "Se acabó"

El artista no puede más y así lo hizo saber.

Kiko Rivera e Irene Rosales. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Kiko Rivera ha sido noticia estos últimos días, luego de hacer un desesperado pedido por el familiar de una allegada suya. La situación es en verdad preocupante y el hijo de Isabel Pantoja ha solicitado colaboración para que este asunto tenga un final feliz.

Según lo comunicado por Kiko Rivera, el abuelo de una amiga ha desaparecido. No se tienen novedades de él y la angustia crece a cada segundo. "Es el pariente de Shakira Martínez. Sufre demencia senil y esto ocurrió hace ya cuatro días", dijo en una conexión en directo.

El primo de Anabel Pantoja agregó que su nombre es Mariano y tiene 59 años. No saben nada de él desde el pasado 6 de junio. "Es la manera que tengo de ayudar a esa familia", concluyó, haciendo referencia a que iba a hacer lo necesarui para brindar su apoyo en pos de que regrese sano y salvo con los suyos.

Por otra parte, el cantante ha hecho un particular posteo el viernes anterior en una de sus redes sociales, donde ha asegurado que precisa dedicarse de lleno a su persona. En concreto, ha hablado de su físico y de los cambios que ha notado en el último tiempo.

Se acabó.

"Hay que ponerse a la obra para perder los kilos que me sobran", comunica al comienzo de un escrito que ha dejado en sus historias de Instagram. El también DJ está sorprendido de lo mucho que ha aumentado en volumen y no quiere quedarse sin hacer nada.

"Me he puesto algo porque tengo una boda, he estirado un poco y he roto la parte superior. Así tal cual. Gordo soy", finaliza la singular publicación. Evidentemente, este tema está ocupando su mente la mayor parte del tiempo, pero lo bueno es que ya se ha decidido.

Meses antes, Kiko Rivera fue visto con muletas por un problema de gota que le había afectado la capacidad de andar con normalidad. Ya en esa época dijo que era necesario reducir su pesaje para ayudar a que la dolencia se fuera pero, al parecer, aún no lo logra.