CARLA BARBER

Carla Barber sufre un nuevo y serio problema de salud

La aludida lo ha confesado a sus 'fans'

Carla Barber. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Carla Barber preocupó muchísimo a sus seguidores hace algunos meses, cuando confió que padecía una seria complicación de salud que la aquejaba y que no tenía cura. Sin embargo, explicó que siguiendo las indicaciones de los especialistas en la materia, se podía llevar una vida normal.

Las alarmas se activaron aun más cuando Carla Barber supo que estaba embarazada, pues surgió el interrogante de cómo podía afectar su cuadro al hijo que gestaba. Sin embargo, contra todos sus temores, siguió adelante y su descendiente llegó a este mundo sano y salvo.

La pareja de Camilo Esquivel tuvo otro buen susto cuando al llevar a su retoño a un control de rutina, a poco del alumbramiento, le comunicaron que algo no andaba del todo bien con el corazón del recién llegado. Pero también la anoticiaron de que era un soplo y que con el tiempo iba a desaparecer solo.

La médica ha tenido otro episodio más, vinculado con su integridad física, en la jornada de ayer. Lo ha hecho público a través de uno de sus perfiles, donde dio algunas precisiones de lo que le acababa de ocurrir y de un problema que afronta desde hace ya siete años.

Diente roto.

Así comienza el escrito que ha dejado para acompañar una serie de vídeos y fotografías de sus historias de Instagram. Luego agrega: "Buena manera de empezar el viernes. Llevo ocupándome del bruxismo desde 2015. Es una patología que sufre aproximadamente un 70% de la población en España y que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula, produciendo desgaste".

A continuación añade: "Puede darse tanto en el día o en la noche, aunque el más frecuente es el que se produce en el sueño (como acaba de pasarme a mí). La mayoría de las veces, la persona afectada no es consciente de que  lo padece hasta que otra le advierte de que al descansar, lo hace".

Por último, Carla Barber expresa: "O a veces es el médico o dentista quien le informa esto en una revisión rutinaria. En función de su frecuencia, puede provocar desgastes extremos, rotura de piezas, y dolor en la musculatura mandibular, cuello y trapecio", finaliza.