FELIPE

Felipe: a qué se dedica cuando Letizia está de viaje

Trascendente proceder que ha llevado a cabo el Monarca.

Felipe. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Felipe ha participado de un importantísimo evento que lo ha tenido como invitado de honor, para presidir el mismo. Todo ha ocurrido este pasado miércoles y mientras su esposa se encontraba muy lejos suyo, en otra aparición oficial de la Corona española.

Es que en la víspera, Felipe ha asistido a la tradicional corrida de la beneficencia de la Feria de San Isidro, en Las Ventas (Madrid). Esta es, sin dudas, una de las más destacadas dentro del ámbito taurino, y allí se ha podido ver, haciendo lo que mejor saben, a notables exponentes.

Morante de la Puebla, Emilio de Justo y Ginés Marín han lidiado con toros de la ganadería de Alcurrucén. El padre de la Princesa Leonor ha llegado unos minutos antes del inicio, y a su arribo fue vitoreado por decenas de personas que le aguardaban en las inmediaciones.

Al Monarca lo recibieron Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, y José Luis Almeida, el alcalde. Lucía totalmente impecable y se ha vivido una auténtica fiesta en una jornada de clima agradable. "Viva el Rey", coreaban los presentes en las puertas.

Regresó a esto luego de dos años de ausencia.

Así lo cuenta la revista Semana en su portal web. Luego de los saludos oficiales, el esposo de Letizia se dirigió a su palco real. A muchos ha sorprendido no ver a otros miembros de la familia que siempre suelen hacerse presentes en estas jornadas, como Victoria Federica o su madre, la infanta Elena.

Por su parte, la Reina Consorte estaba a más de dos mil kilómetros de distancia, en Nuakchot, Mauritania, para iniciar allí un viaje en el que conocerá el trabajo que la Cooperación Española realiza en diversas áreas, en el mencionado país. Recordemos que en la estadía de Juan Carlos I en su tierra natal, ella no mantuvo contacto con su suegro en ningún momento.

No es un secreto que la relación entre el Emérito y su nuera no es buena, y esto se retrotrae quizás a los comienzos de su relación con Felipe. Al exiliado en Abu Dabi no le agradó y desconfió de ella, a tal punto que le habría manifestado a su descendiente: "Se va a cargar a la familia".