JUAN CARLOS I

Juan Carlos I: quién estuvo con el emérito en su viaje

El retorno trajo algunas polémicas.

Juan Carlos I. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Juan Carlos I ha regresado a su tierra luego de pasar los últimos dos años en los Emiratos Árabes Unidos. Recordemos que, en enero de 2020, decidía abandonar España rumbo a Abu Dhabi, donde residiría hasta que se calmasen las aguas por sus presuntas desprolijidades financieras.

Una vez esclarecido el asunto, Juan Carlos I decidía retornar a su tierra. Al grito de "¡viva el rey!", sus súbditos le dieron una cálida bienvenida en la localidad costera de Sanxenxo, ubicada en Galicia. Una semana después de la ansiada vuelta, sin embargo, partiría rumbo a Medio Oriente.

La fugaz visita estuvo signada por una serie de eventos protocolares que lo tuvieron como principal figura. Aparte de los compromisos oficiales, también aprovechó su estancia en nuestro país a reencontrarse con sus familiares y, por supuesto, para darse algunos gustos. Así fue que lo vimos, por ejemplo, pasear en su bote personal, algo que siempre le colmó de alegría pero que, por las circunstancias señaladas, debió dejar por un tiempo.

A lo largo de su vida, ha sabido cosechar importantes aliados. Pedro Campos Calvo-Sotelo, a quien conoció en el mundo de las regatas, fue el encargado de darle asilo mientras permaneció en Pontevedra. Sin duda, un honor, el presidente del grupo Náutico de Sanxenxo fue sin dudas un privilegiado.

No obstante, el vínculo más arraigado que tiene el soberano, aparte de con su parentela, claro, es con Laurence Debray, la reconocida escritora de origen francés. Es tal la amistad que los une que ella fue la elegida para acompañarlo en el jet privado que lo trajera de regreso. La autora de "Mi Rey Caído" ha dicho en numerosas oportunidades que quiere, admira y respeta profundamente al padre de Felipe VI.

La veneración que experimenta por él es tan sincera y genuina que él ha decidido abrirle las puertas de su hogar e, incluso, de su corazón. Es que, como es sabido, debido al veto de silencio que impera sobre los integrantes de la casa real, hay muchos asuntos acerca de los que el esposo de Doña Sofía no puede hablar. Sin dudas, ha encontrado en la periodista un oído dispuesto a escucharlo.

Hola y Paris Match fueron los medios que se hicieron eco de lo dicho por la francesa. Allí, publicó una serie de artículos en los que da detalles exclusivos sobre los interiores del avión que los trasladó hasta Vigo. Además de ser su acompañante en el jet, acorde a la información recolectada, la investigadora habría pasado la noche en la estancia de Pedro Campos, es decir, en la misma que Su Majestad. No cabe dudas de que hay, entre ellos, mucha confianza.

En su crónica sobre Juan Carlos I, la escritora afirma que: "La emoción superó al protocolo, los abrazos se anticiparon a la reverencia. La infanta Elena se había propuesto sorprender a ese que tanto quiere, al que visita a menudo con Cristina, su hermana". Las palabras y la información que maneja Laurence dan cuenta del compañerismo y de la simpatía que se profesan mutuamente. Tú, ¿sabías de este entrañable instante?