KIKO MATAMOROS

Kiko Matamoros sobre Ortega Cano: "No me extraña"

El de "Sálvame" se ha mojado sobre la cuestión que involucra al padre de Gloria Camila

Kiko Matamoros y Ortega Cano. Fuente: (Indiscreciones).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Kiko Matamoros ha regresado hace unos días de 'Supervivientes', que anoche ya proclamó a la persona ganadora del certamen. Mucho había extrañado a su novia, él sabía que así iba a ser, y fue esto lo que más lo puso en dudas acerca de ir o no a concursar.

Pese a que no quería separarse de ella ni por un minuto, Kiko Matamoros aceptó la convocatoria y emprendió el viaje hasta Honduras, donde tuvo un buen desempeño. Además, se ha salvado en reiteradas oportunidades de la expulsión, pues estuvo nominado varias veces.

Acababa de regresar al país y llegó al plató, donde lo esperaba Marta López Álamo para fundirse con él en un interminable abrazo. Nunca habían pasado tanto sin verse, y de repente se vieron obligados a alejarse por tres meses. Pero eso quedó en el olvido, y ya están juntos otra vez.

Este pasado jueves y en uno de sus perfiles, el tertuliano se ha referido a la dramática situación que los medios le están haciendo vivir al exmarido de Rocío Jurado, en medio de la crisis que atraviesa con su actual pareja, Ana María Aldón, y que cada día que pasa da más de qué hablar.

Viendo a Ortega Cano perder los nervios.

"No me extraña ni me agrede su reacción, es humana" concluye la publicación del colaborador. En la imagen con la que ha acompañado el escrito, el ex de Makoke luce sus lentes de aumento, mientras observa con atención lo que pasaban en pantalla, en el programa que lo tiene como referente.

La situación del extorero es en verdad angustiante para él. La diseñadora no para de hablar en uno y otro formato de lo mal que están, de que está buscando nueva casa, y hasta su hija Gema se suma en tales actitudes, todo lo cual lo tiene prácticamente fuera de sí.

Es por ello que el diestro reacciona de mala manera con la prensa, y es a esto a lo que hace referencia Kiko Matamoros. Lo persiguen en la calle o lo interceptan por donde sea que circule, y nota que no logra vivir en paz. Por si fuera poco, esto no parece estar ni cerca de terminar.