LAURA MATAMOROS

Laura Matamoros, ingresada: la verdad sobre su estado de salud

Apareció vendada y las imágenes han preocupado a todos.

Laura Matamoros. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Laura Matamoros está viviendo una feliz etapa en lo personal. Se ha sabido, días atrás, que se ha dado una tercera oportunidad para el amor con Benji Aparicio. Esto ha sentado muy bien en quienes adoran a estos dos, pues siempre han mantenido las esperanzas de que se reconciliaran.

Pues bien, el anhelo se ha vuelto realidad. Laura Matamoros y el aludido han pasado unos días de desconexión en Marbella, donde han sido captados con amigos y pasándosela genial. Pero luego, ella ha generado cierta preocupación en sus seguidores con la foto que compartió.

En esta se ve a la hija de Kiko Matamoros en la cama de un hospital y no dio mayores detalles al respecto. Las alarmas se activaron de inmediato y su gente quería saber qué le había sucedido. Sin embargo, dejó al público peor porque solo se limitó a decir unas pocas palabras.

"Hoy estoy así, voy a descansar unos días y os cuento todo", redactaba allí la 'influencer'. Afortunadamente, no ha sido necesario que pase mucho tiempo porque recurrió al "preguntas y respuestas" de Instagram, donde dio algunas precisiones sobre lo ocurrido con su salud.

He aprovechado para reducir un poco el tamaño de la prótesis.

"Estaba incómoda con tanto pecho", expresó. Es que se había sometido antes a una intervención para aumentarlo, y esta vez ha querido que le retiren un tanto. "La forma de la que tenía también se ha cambiado para dar así un aspecto 'más recogido', ya que era muy ancha", agregó.

También ha asegurado que lo notaba "caído" y esto la impulsó a decidirse a pasar por cirugía. "No he podido elegir mejor", manifestó luego, en referencia a la profesional en estética que le ha atendido en el nosocomio. Ella es Pilar de Frutos, y ha intervenido a otra famosa: Rocío Flores.

Laura Matamoros no es la única de su familia que ha hecho algo de este tipo. Su hermana Anita también pasó por el mismo procedimiento de reducción hace 4 años. De acuerdo con lo que relataba en esa oportunidad, le dolía hasta la espalda como consecuencia de tener "tanto" y no lo dudó.