ROCÍO FLORES

Rocío Flores celebra la llegada del recién nacido

La figura no podría estar más feliz

Rocío Flores. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el
  • Rocío Flores no tiene una vida mediática tan activa como hasta hace meses atrás. Las cosas han cambiado un poco para ella y no quiere tener tanta presencia a nivel mediático, qui´zas cansada de atropellos que la prensa ha cometido con ella, y que ya no desea soportar.

Hasta hace varias semanas, Rocío Flores era una de las personalidades de las que más se hablaba, en diarios y televisión. El hecho de que se colocara por ratos del lado de su padre, y por ratos de su madre, en el eterno conflicto que estos mantienen, así lo permitió, y sucedió lo esperable.

Actualmente, la que fuera amiga de Marta Riesco está bastante "desaparecida" del foco, y parece estar más en paz de este modo. No es mucho lo que de ella se sabe, y prácticamente todo lo que conocemos es gracias a sus redes sociales, que utiliza con frecuencia.

Allí, la 'influencer' comparte sus rutinas y de lo que le acontece a diario, como también sus salidas y encuentros con amigos u otros seres queridos. La descendiente de Rocío Carrasco atraviesa un período de tranquilidad, que solo por ratos es interrumpida.

No os imagináis lo precioso que es.

"Me tiene enamorada", escribía en uno de sus perfiles públicos, en referencia al hijo recién nacido de una de sus mejores amigas. Lo venía anunciando desde hacía tiempo, sin ocultar su emoción por la llegada. Lo considera casi como un integrante de su familia, y es que es de alguien a quien adora.

La nieta de Rocío Jurado ha de estar pensando en tener el suyo propio junto a su pareja, Manuel Bedmar, aunque quizás no por el momento. No tiene apuros y el tiempo no la apremia, pues tiene corta edad todavía, pero sin dudas está entre los planes que ha hecho de cara al futuro.

Rocío Flores ha celebrado el nacimiento como si fuera de ella, y lo ha querido compartir con todos. Esto la colma de dicha, y es motivo de celebración para su entorno más cercano. Por otra parte, ahora evita inmiscuirse demasiado en el asunto tan tedioso que hay entre sus progenitores.