ALBA CARRILLO

Alba Carrillo: reconoce estar muy encariñada

Totalmente enamorada y como nunca se la ha visto, así se expresó la tertuliana.

Alba Carrillo. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Alba Carrillo ha sido la responsable de revelar de primera mano una noticia que ha generado cierta conmoción en el mundo de la prensa del corazón. Nadie le creyó, y hasta sus propios compañeros han dudado de la veracidad de sus dichos, que luego terminaron por confirmarse.

Todo era tal como Alba Carrillo lo había dado a conocer: Omar Sánchez y Raquel Lozano estarían empezando una relación. El aludido se ha referido a ello días atrás, y aunque no lo dijo expresamente, dijo que concursará en un 'reality show' y que se va al mismo estando soltero y sin compromisos.

A menudo, la que fuera amiga de Isabel Rábago es protagonista de confrontaciones con colegas, pues no se calla nada. Cuando algo le resulta injusto, no teme decirlo y no le importa qué consecuencias traiga. Lo que no corresponde, no lo pasa por alto; y esto le lleva a liarla.

Por supuesto, la presentadora se comporta así cuando sabe que lleva la razón. Por medio de sus perfiles públicos podemos conocer lo que ante cámaras no nos cuenta, y eso es lo que ha hecho este pasado sábado, cuando se refirió a alguien que le ha robado el corazón hace años.

Me derrito.

"Nunca pensé que se podía querer así. Él fue a las carreras con su padre. Yo estoy haciendo limpieza general en su habitación y llevo toda la mañana pensando: '¡ya no compro más cromos!". En la instantánea, se ve a Lucas González Carrillo.

Es el hijo que tuvo con Fonsi Nieto mientras estuvieron en pareja. Luego, la descendiente de Bárbara Rey añade, para concluir: "Mantiene todo muy desordenado. Y luego mandan fotos y ya no tengo escapatoria. Me colma de amor". Y procede a reconocer le tiene cariño.

Con esas tiernas palabras, Alba Carrillo ha manifestado lo muchísimo que lo adora. Es lo más importante que tiene, el que llegó a este mundo para conmoverla y enseñarle a querer sin condiciones. Y es por ello que, a modo de "homenaje" a su retoño, le dice tantas cosas bonitas.