VICTORIA FEDERICA

Victoria Federica en una cita con Javier Tudela

La nieta del Rey Juan Carlos ha sido vista con el hijo de Makoke tras haber estado hospitalizada.

Victoria Federica. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Victoria Federica hace pocos días ha cumplido 22 años y ha festejado la fecha en la plaza de los toros con un acompañante muy especial, Roca Rey. Sin embargo al poco tiempo de haber llegado ya se encontraba mal.

Victoria Federica, ha sido llevada de urgencia a un hospital debido a sus quejas, ya que de verdad, no se encontraba nada bien, advirtiendo sobre los fuertes dolores que comenzó a sentir en el interior de su estómago.

Ha sido llevada al quirófano tras haber sido diagnosticada con peritonitis, por suerte, luego de haber sido operada de urgencia en Madrid, en donde debieron removerle el apéndice, todo ha salido más que bien y solo el reposo podía ayudar a sanar su cuerpo.

Debido al agudo dolor que se encontraba sufriendo, fue trasladada a la casa de su madre donde, se supone, pasaría su alta médica, la gravedad de la situación claramente era alta debido a que fue a visitarla su primo, Juan Valentín, hijo de la Infanta Cristina. Un accionar poco habitual en el joven, quien genuinamente se había preocupado.

Pero al parecer, la hija de la Infanta Elena no conoce de límites, ni ella ni su cuerpo, porque en cuanto le han dado el alta médico, acto seguido ya se encontraba en los mejores eventos de la capital, bailando, bebiendo y pasándosela de lo mejor.

El día domingo dio comienzo a sus actividades post cirugía y disfruto de un partido de Cívitas Metropolitano el Real Madrid y el Atlético de Madrid, en donde se encontraba con sus colegas saltando y gritando con el resto de los espectadores como si nada.

Su cita con el hijo de Makoke

El estilo de vida de Victoria Federica no podría llevarlo cualquier persona, el peso de ser la nieta de un monarca, vivir bajo un estricto reglamento en el que todos aquellos de tu alrededor te dicen que hacer y que no, suena a todo menos agradable. Aunque para la hija de la Infanta, no es nada de otro mundo, o al menos eso parece, ya que lo vive desde un lugar menos dramático.

Victoria Federica ha concluido sus actividades con Javier Tudela, ambos jóvenes no se encontraban solos pero se los ha visto muy sonrientes y con bebida en sus manos, que por supuesto, no era agua.