SONSOLES ÓNEGA

Sonsoles Ónega enfrenta en directo a Esther Doña

Un incidente enfureció a la periodista y terminó regañando a su colega.

Sonsoles Ónega y Esther Doña. Fuente: (Indiscreciones).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Recientemente, el plató de “Y ahora Sonsoles” tembló de terror tras la disputa entre Sonsoles Ónega y una de sus colaboradoras. El magacín, que ha sido uno de los éxitos de Antena 3 el pasado año, tuvo algunas complicaciones durante su emisión.

Rara vez, Sonsoles Ónega pierde los estribos, sin embargo, el can que acompaña a Esther Doña, Chloé, le robó por completo el protagonismo a Bárbara Rey.

El programa había comenzado con total normalidad, sin embargo, tras haber comentado sobre el décimo cumpleaños de la hija de Olga Moreno y Antonio David Flores, la periodista se encontraba conversando sobre los inicios de la actriz.

La tensión se presentó justo cuando Bárbara se encontraba preparada para revelar cómo había sido su romance con el emérito, Juan Carlos I, aunque no llegó a dar inicio a su relato que el can comenzó a comportarse de manera extraña.

Esther Doña y Chloé. Fuente: (Instagram).

Ante la irrupción, la hija de Fernando Ónega cuestionó a la marquesa de Griñón qué le ocurría a Chloé dando lugar al primer enfrentamiento público entre Sonsoles Ónega y Esther Doña. Parece que el equipo técnico le estaba enseñando unas golosinas para perros, lo que provocaba su accionar y ponía nerviosa a la presentadora. Sonsoles le exigió a Esther que la suelte, sin embargo, la colaboradora se negó.

No vuelves con ella, ¿eh? Suéltala.

Advirtió la escritora, visiblemente molesta por la actitud de la que ha sido esposa de Carlos Falcó, de hecho, el tono amenazador funcionó, la empresaria dejó ir a su mascota por las golosinas. La presentadora se encontraba enfadada y pedía la identidad detrás de esta extraña idea, quizás es la última vez que contamos con la presencia de Chloé en el plató.

Sonsoles Ónega continuó con la entrevista como si nada hubiese ocurrido, sin embargo, momentos más tarde, volvía a expresar su malestar por verla corretear por el estudio. Esther Doña, defendió a su fiel amiga, argumentando que era culpa de los técnicos que insistieron con la comida.